Uncategorized


Audiencia Provincial de Tarragona, Sección Primera:

Antonio Carril Pan, Presidente
María del Pilar Aguilar Vallino
Manuel Díaz Muyor

Audiencia Provincial de Tarragona, Sección Tercera:

Guillermo Arias Boo, Presidente
Joan Perarnau Moya
Manuel Galán Sánchez

Reunidos en Junta Sectorial de Magistrados del Orden Civil el 7 julio 2014, los Magistrados consignados al margen acordaron por unanimidad unificar criterios en materia de intereses moratorios abusivos en contratos, con incumplimiento flagrante de la Directiva 93/13/CEE del Consejo, de 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores.

El Acuerdo fue recurrido ante el Consejo General del Poder Judicial.

Acuerdos impugnados

Recurso de alzada ante CGPJ

3ª Conferència Internacional Sobirania i Justícia, “Building a New State”, 4 octubre 2013, el aún entonces Muy Honorable Jordi Pujol Soley introduce al embajador de Eslovaquia, recordando como el presidente y sacerdote Jozef Tiso “va acabar penjat”. Ejecución de Mussolini y suicidio de Hitler. Condenado por colaboracionista, Pétain vió conmutada la pena capital pero no así Laval. En Nuremberg otros diez dirigentes nacionalsocialistas fueron “deaths by hanging”. Deshielo de la Europa comunista, 25 diciembre 1989, el pueblo rumano fusila a los Ceaucescu. Fin de época.

En la Cataluña expoliada por el “Règim de la Botiga” (Régimen de la tienda), las arenas movedizas del CORRUPCiU impiden levantar nada nuevo. Maquiavelo sentencia (*) “después de un cambio de gobierno, es necesaria una ejecución memorable contra los enemigos de las condiciones presentes” ya que “quien hace un Estado libre y no mata a los hijos de Bruto, se mantiene poco tiempo”. La Historia no engaña.

 

* Discursos sobre la primera década de Tito Livio, Libro III, Capítulo III.

Joan Miquel Nadal Malé, alcalde, horadó la roca para construir parking donde hubo el Colegio Jaume I, a metros del tramo más antiguo de la muralla romana, conocida como de los cíclopes. Casualmente se hundió una parte arriba, cosas de la Geología. A pesar de grietas en el vecindario i ruido insoportable durante meses, el problema vino con las cuentas, 25 millones de euros. Un chiringuito asociativo ejerce la acción popular pero el tema no marcha.

Me persono en el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona y solicito hablar con el Magistrado-juez. Antonio Gambón Vilalta, que está en la oficina judicial, aduce, “estoy ocupado”, jo le contesto, “espero”. De pronto sale una operaria, “hoy no puede ser, no hablará con usted sin la Secretaria”, “bien, pues que me diga cuando”. Va y viene, “mañana, en el Juzgado de Guardia”. “Este tema no es de la guardia, así que no vuelvo”.

Cuando el concernido era juez en prácticas, en un caso de querella por estafa procesal, la juez titular me pidió que él pudiera formular las preguntas, a lo cual, desgraciadamente, accedí.

Presentaré escrito entablando acusación popular. Sospecho que el affaire tiene relación con el caso Pujol y, a fin de “mantener la continencia de la causa”, lo mejor será que prosiga ante el Juzgado Central de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

Por el bien de todos.

http://www.elmundo.es/cataluna/2016/03/03/56d814bfe2704e17308b4617.html

 

En clásica afirmación de Mirabeau, “dadme el juez que os plazca: parcial, venial, incluso mi enemigo, poco me importa, con tal de que no pueda hacer nada sino de cara al público”. Pues bien, en la Inquisición española, instrumento de control social por antonomasia, el secreto deviene según propias palabras, “el alma”, “la piedra angular del edificio”, sintetizando así la trascendencia de este medio procesal para la consecución de sus fines. Acertadamente recuerda Pérez-Reverte,” su omnipresencia y poder envenenaron España con una sucia costumbre de sospechas, delaciones y calumnias que ya no nos abandonaría jamás. Todo el que tenía cuentas que ajustar con un vecino procuraba que éste terminara ante el Santo Oficio. Eso acabó viciando al pueblo español, arruinándolo moralmente, instalándolo en el miedo y la denuncia, del mismo modo que luego ocurrió en la Alemania nazi o en la Rusia comunista”.

Aunque la Inquisición fue abolida por Real Decreto de 15 de julio de 1834, durante la regencia de María Cristina, hechos acreditados hacen temer su retorno a través del Ministerio Fiscal del Estado, que no obstante venir sometido a los principios de legalidad y transparencia, abre expedientes secretos a defensores de los derechos humanos y sus familias, rehúsa revelar el contenido, y mantiene oculta la identidad de los denunciantes, en su caso, sin permitir la contradicción, todo lo cual puede comportar trágicas consecuencias, hasta la fecha, absolutamente impunes.