En el año del Señor de 2008, inicio de la actual depresión, el distribuidor de instrumentos musicales ADAGIO, S.A. demanda en juicio monitorio a un modesto establecimiento minorista, sin éste enterarse. Acompañando cualquier documento, consigue título ejecutivo inaudita parte, es decir, no media contradicción. La susodicha musical se encuentra participada íntegramente por la sociedad inmobiliaria, HOL DRAL, S.L., presidente Manuel Alorda Escalona. Ahora, cinco años después, el Juzgado de Primera Instancia 6 de Tarragona notifica señalamiento para subasta. Desde finales de febrero insto acceder a los autos. La Secretaria Judicial ni libra ni resuelve. Reitero la solicitud ante el Magistrado-Juez. Finalmente, el lunes pasado entrega parte, 10 hojas de la ejecución y todo el monitorio faltan. Insisto, ¿de qué deriva la reclamación?. El Juzgado estuvo a cargo de José Luis Portugal Sainz, supernumerario del Opus Dei, Secretario ingresado en la Carrera por el cuarto turno, tras jubilarse le sucede Josemaría Blanco Saralegui, y luego Ignacio Lasierra Gómez, quien despachó ejecución. Pido se haga uso del catalán al proveer, van dos escritos. La Secretaria María Isabel Antolín Martín parece no entiende, pues remite los papeles a Barcelona para traducción. Dilaciones indebidas, hoy a mediodía llamo. Está reunida, por cuánto tiempo la funcionaria no sabe. Rezar el Ángelus sólo lleva cinco minutos, pienso. En estos momentos, Dios te salve María, nada más conozco.